Noticias
28 Noviembre 2007
Una actual profesora de la ESDi, ganadora de una Beca a la Segunda Edición de La Incubadora del FAD.

Desde el convencimiento que la experimentación y la innovación son dos de los valores más importantes cuando se habla de creatividad, el FAD apuesta por el trabajo de los creadores más jóvenes e inquietos y los porporciona, a través de La Incubadora, la oportunidad de trabajar en el marco de proyectos desarrollados por varias empresas. La investigación toma especial protagonismo en esta segunda edición de La Incubadora del FAD que, de nuevo, incluye las modalidades de becas Carta Blanca y R+FAD (con 8 y 4 becados respectivamente) a la vez que añade la nueva categoría Made in CIRE (con una becada). Como su nombre indica, las becas Carta Blanca son un reconocimiento a aquellos profesionales que quieran desarrollar un proyecto personal marcado por las aportaciones conceptuales, por su proceso de búsqueda y o/por los aspectos de innovación que comporta. Las becas R+FAD ofrecen a los seleccionados una estancia en una empresa durante un periodo máximo de seis meses para desarrollar un determinado reto en innovación marcado por la empresa. Entre las entidades colaboradoras hay Camper, Roca, Gráficas Oriente y CETEMMSA. De la colaboración entre La Incubadora del FAD y el Centro de iniciativas para la Reinserción surge Made in CIRE, una nueva modalidad de beca que consiste en la producción, distribución y comercialización del producto premiado.