Noticias
15 Abril 2012
Nooem escoge 4 proyectos de alumnos de ESDi para llevarlos a cabo

Andrea Ortiz, de 3º de Moda; Bo Min, también de 3º de Moda; Anna Campillo, de 3º de Industrial, todas alumnas de Escuela Superior de Diseño ESDi; y Jordi Salvadó y Oriol Galobardes, de Mitjadotzena, han sido los escogidos por Nooem para desarrollar y comercializar sus proyectos de fundas para smartphones y tablets. Además, han recibido un vale de 159 euros para invertir en productos tecnológicos. "Yo quería hacer una funda de estilo casual, para jóvenes, multifuncional, para poder llevar el cargador o los auriculares", dice Andrea Ortiz cuando enseña su creación: una funda para ordenador portátil o tablet con ropa tejana, flexible, y con compartimentos. "La idea tardó, pero una vez la tuve, desarrollarla no fue difícil", explica contenta. El material de Anna Campillo es "elegante y agradable al tacto", dice esta estudiante, que lo que quería era "hacer una cosa muy práctica, para poder llevar en el bolsillo". Por eso escogió fundas para smartphones en piel. La suya y la de Andrea serán las primeras a las que se empezarán a dar forma, y podrían salir al mercado entre junio y julio de este año. Para Joan Reixach, uno de los socios de la empresa Nooem, que ha de fabricar estos proyectos, "el potencial que hay en ESDi es enorme", y subraya con satisfacción que "no hay que ir muy lejos para buscar talentos, los tenemos en casa". En las creaciones, los proyectos de los alumnos se publicitarán con el nombre del diseñador o diseñadora y se darán a conocer desde sus plataformas. Los proyectos de Bo Min y de los miembros de Mitjadotzena se harán más adelante, a partir de septiembre. Se trata de una funda para tablet hecha con madera, "muy natural y que no está muy visto; además, tenía curiosidad para experimentar con este material", afirma Min. "Me he quedado sorprendida de haber ganado, porque mi proyecto es difícil de producir", asegura. Jordi y Oriol han recibido el premi por su Ecofunda, "biodegradable y que no crea residuos". Conscienciados con el tema de los residuos, desde Mitjadotzena han querido incorporar una semilla dentro de la funda para "darle una segunda vida al producto, que vuelva a utilizarse". De esta manera, cuando ya no se utilice la funda, de ella saldrá una planta o una flor. Las fundas se han hecho en un taller que se ha llevado a cabo gracias al convenio que ESDi ha firmado con la empresa de accesorios de smartphones Nooem con las unidades departamentales de Producto e Interiores y Moda de la Escuela Superior de Diseño ESDi. En el workshop también han participado miembros de Mitjadotzena, de ESDi Empresa.