Noticias
21 Agosto 2010
IN-QUIETUDS. NOMADISMES CONTEMPORANIS

Barcelona, febrero 2007 No hablo de una movilidad que se traslada de un punto a otro, sino de un estado, de una disposición permanente al desplazamiento. Y por tanto, de una manera de entender el mundo que no entiende de definiciones o funciones preestablecidas, sino de actos presentes. Mireia Feliu www.mireiafeliu.cat En la exposición también se mostraron obras realizadas y premiadas en Nueva York por la New York Foundation for the Arts Fellowship y la SVA Alumni Award. Los proyectos que se presentaron, de base videográfica, parten, por un lado, de la experiencia de desplazamiento del artista entre 3 territorios desde 2002: Sahara Occidental, Barcelona y Nueva York. Por otro lado, del seguimiento y grabaciones realizadas desde 2005 de diferentes comunidades nómadas, una en cada territorio: la etnia africana de tradición ganadera y trashumante, profesionales del mundo del circo y habitantes de paso en las grandes urbes "líquidas" de Occidente. El nomadismo, esto es, el desplazamiento constante, sea de la naturaleza que sea, física, simbólica o virtual, implica una re-consideración de conceptos tan básicos como tiempo, espacio, memoria, casa, frontera o raíces. La subjetividad nómada se plantea como mirada comprometida que huye de la organización codificada y preestablecida y conlleva, en muchos casos, un compromiso político. El nomadismo que se plantea a través de esta exposición, pues, no se reduce a una propuesta formal. Se trata de algo existencial que afecta a la manera de pensar y de vivir y, por tanto, se convierte en el punto de vista desde el que se habla y se genera cada una de las obras mostradas. El vídeo, base de la mayoría de las obras, es entendido, en un principio, como esbozo, como apuntes de una experiencia de viaje que empezó un día de 2002. Notas de viaje que más tarde fueron retomadas por un pensamiento madurado y que ahora han sido formalizadas a través de una serie de instalaciones audiovisuales, algunas interactivas. Palabras como rastro, fragmento, presente, múltiple, andar, variable, líquido, maleabilidad, movil, flexibilidad, efímero, diálogo, otro, límite, convertirse, experiencia, heterogéneo... conforman un amalgama de ideas que confluyen en estas "notas de viaje" videográficas, en estas "in-quietudes". El espacio expositivo se convierte en plató, en un territorio por explorar, en un espacio pre-fílmico convertido en pro-fílmico por la misma experiencia del espectador, que se convierte a la vez actor. La imagen se adapta al espacio y dialoga. Como el sujeto nómada que, precisamente por su movilidad, necesita de la capacidad de adaptación constante allí donde, hecho que comporta la conciencia de territorio y la responsabilidad que debe tener hacia este y aquellos que lo habitan. La exposición estuvo pensada, pues, como un paseo, con algunas idas y venidas, con puertas para visitar, algunos muelles de anclaje temporal, caminos reversibles y también con campamentos base que pueden ayudar a orientar para, al cabo de una rato, emprender de nuevo la marcha.