Noticias
16 Abril 2013
Genís Senén: "Hay artesanos que trabajan con tecnología punta"

Hasta el 19 de mayo se puede visitar la muestra Velles Arrels, Nous Dissenyadors que se encuentra expuesta en el Centro de Artesanía de Cataluña, en Barcelona. Se trata de una compilación de trabajos de alumnos y graduados de ESDi de los itinerarios de diseño de Producto, Gráfico, Moda y Audiovisuales que tiene como objetivo revisar los referentes históricos para encarar las creaciones futuras combinando conocimientos adquiridos e innovación. Uno de los proyectos que podemos encontrar es ’Xai’, del diseñador y profesor de ESDi, Genís Senén. Se trata de un proyecto nacido en el marco del desarrollo local con la colaboración de la Asociación Obrador Xisqueta. Esta, es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para la dinamización del sector primario en el Alt Pirineu y en el mundo rural en general. Su proyecto tiene un doble objetivo: pagar a un precio justo la lana de la oveja Xisqueta y trabajar en el reaprovechamiento de la lana de esta raza de oveja que hasta hace poco era considerada una raza en peligro de extinción. Así pues el diseñador Genís Senén ha creado un producto para potenciar, promover y dar salida a la lana de la oveja Xisqueta autóctona del Pirineu. Se trata de una alfombra para que bebés de entre 0 y 9 meses puedan jugar o descansar y a la hora, se transforma en un cesto con un arco de juegos. Hemos querido saber más sobre este producto y por eso hemos entrevistado a su diseñador, Genís Senén. - ¿Cómo surge la colaboración con la Asociación Obrador Xisqueta? Hace dos años hubo un congreso textil en ESDi, en el cual los dos participamos. Allí fue donde me puse en contacto por primera vez con Vanesa, que es la directora de la Asociación. Anteriormente ellas ya tenían un convenio con la Unidad de Producto y Usabilidad de Espacios que me facilitó mucho el trabajo de ponerme en contacto con ellas y crear una relación laboral. - ¿En qué te inspiraste para la creación del proyecte ’Xai’? Fue un cúmulo de situaciones, desde la experimentación con el material, el estudio del mercado y la situación socioeconómica actual hasta el viaje realizado al Pirineu Leridano donde pude ver todo lo que impregna el espíritu de Obrador Xisqueta. -¿Cuáles son las diferentes utilidades que tiene la alfombra que se puede ver a la exposición ’Velles arrels, nous dissenyadors’? La principal es la de cesto para uso doméstico, para transportar al bebé allí donde vaya el padre/madre sin necesidad de tener en cada habitación un espacio dedicado al niño. Este cesto está pensado para que el niño pueda estar estirado encima o apoyado cómo si fuera una pequeña butaca con diferentes posiciones de inclinación, además se puede abrir y transformar en una alfombra de juegos. También se puede utilizar como cuna en hoteles si se va de viaje, o si se va de visita a casa de algún conocido, para que el niño tenga su propio espacio. Pero en ningún momento está pensado para ser utilizado como cuna diaria o como cesto de transporte urbano. - ¿Resulta difícil combinar artesanía e innovación? No tiene por qué. Hay artesanos que trabajan con tecnología punta. De hecho los relojes, barcos o coches de gama alta con las últimas tecnologías y con la colaboración de científicos o ingenieros están hechos por artesanos. Todo depende de cómo sea el artesano. Tampoco tenemos que confundir innovación con tecnología puesto que la innovación puede venir por diferentes caminos, el problema es, que en el mundo industrial los procesos de fabricación son los que marcan cómo será un producto cuando salga al mercado por estos motivos muchas veces se confunde innovación con tecnología. - ¿Qué ventajas tiene trabajar con este tipo de material como es la lana Xisqueta? La lana, en general, como material, tiene muchas virtudes: es ligera pero muy resistente, es ignífuga, es decir, que no crea llama cuando se crema, y es un buen aislante térmico y del sonido. Aparte ayuda a mantener la humedad baja y si se pisa o se dobla es capaz de recuperar la forma anterior. La diferencia que existe entre la lana Xisqueta y otra lana es que es más y más gruesa que las otras lanas, cosa que hace que sea idónea por enfieltrar. Aparte, tiene la principal ventaja que cuando estamos utilizando la lana procedente de la oveja Xisqueta estamos haciendo que se dé uso a un residuo, generando todo un sistema detrás de este material y protegiendo una especie propia de los Pirineos. - ¿Te imaginabas desarrollando un proyecto para bebés? Ni mucho menos, pero al final el motivo que me convenció para hacer un producto para bebés fue la actual situación de crisis económica, puesto que es uno de los pocos sectores que menos se ha visto afectado. Al final los padres/madres, los tíos o los abuelos siempre querrán que sus bebés estén bien. -¿Hay perspectiva de que este producto se comercialice? Sí, actualmente sigo desarrollando el producto y estamos mirando conjuntamente con las artesanas como se puede hacer para que salga a mercado. Pero es un proceso que trae su tiempo.