Noticias
28 de mayo de 2014
Los tonos claros combinados con los colores marrones, azules y rojos serán tendencia en la primavera / verano de 2016

 

 

14 países de Europa y Asia, representados por 14 organismos del color, se han reunido, los días 25,26 y 27 de mayo, en la Escuela Superior de Diseño ESDi para trabajar y consensuar las tonalidades cromáticas que definirán la temporada primavera / verano de 2016.

 

Estas gamas cromáticas surgen del estudio de las características sociales y culturales de cada uno de los países miembros y terminan en una paleta de colores que las empresas utilizan en la hora de dar tonalidad a sus productos y , por tanto , ser más competitivos en el mercado . El sector textil y de la confección es el primero en adoptar estos colores que posteriormente utilizan, también , el interiorismo y la decoración del hogar , el sector automovilístico y de producto .

 

 

En esta ocasión Intercolor ha definido 6 cartas de color , de aproximadamente 8 colores cada una bajo el concepto " Embracing Diversity " , que parte de la propuesta sociológica presentada por España "Here and Here" , en la que se define el concepto de diversidad en la ciudad.

 

Los colores que predominan en la tendencia general son los blancos; los verdes , azules y grises muy suaves combinados con marrones, veo, dorados y diferentes tipos de rojos. El color naranja también está presente a petición de los países nórdicos. Por su parte la propuesta de ESDi Color_LAB, representante español, está muy presente con las tonalidades suaves y las materias primas muy naturales como el algodón , la madera y la piel .

 

 

Una vez definida estas cartas de color se ponen a disposición de los industriales del sector textil que se encargan de teñir los hilos , confeccionar los tejidos y llevarlos a las principales ferias internacionales , como por ejemplo Primer visión o STIB Barcelona (Salón texto Internacional de Barcelona) donde pueden ser adquiridos por los diseñadores y las marcas que están preparando sus colecciones. Esta es la razón por la que los colores se definen dos años antes de que se comercialicen los productos .