Artículos
5 de noviembre del 2013
Wearables y sociedad

Los textiles conectan distintas prácticas y tradiciones, desde las prendas de alta costura hasta las estructuras textiles de alta resistencia utilizadas en la construcción de automóviles. Gracias a la combinación de distintas disciplinas como la ingeniería, la química o la física, los textiles se han convertido en una suerte de red estructural de intercambio de información. En este contexto híbrido surgen los smart textiles o textiles inteligentes, tejidos que expanden el concepto de interacción, creando nuevos vínculos que nos conectan con nuestro propio cuerpo, con los demás y con el contexto en el que nos encontramos, modificándolo y construyéndolo. Una aplicación relevante en este ámbito son los wearables. El concepto wearable empieza a ser familiar, la salida al mercado de productos como las Google Glass ha contribuido a que éstos ganen en popularidad. En el ámbito textil, los wearables son interfaces textiles que interactúan con el usuario y el entorno, son extensiones de nuestro cuerpo que tienden un puente entre el espacio íntimo de las personas y la tecnología. Estos artefactos apelan a nuestros sentidos, ya sea proporcionándonos información ubicua, detectando parámetros biométricos o creando nuevas funcionalidades (luz, sonido, cambio de forma, vibración, etc.)

Podéis leer el artículo completo aquí:

 

 

Marina Castán