Artículos
18 de septiembre de 2014
Usabilidad y ergonomía

"Si el diseño de los objetos cotidianos estuviera gobernado por la estética, la vida podría ser más agradable a la vista, pero menos cómodo; si estuviera gobernado por la utilidad, podría ser más cómodo, pero más fea. Si predominaran los costes o la facilidad de fabricación, es posible que los productos no fueran ni atractivos, ni funcionales, ni duraderos. "(NORMAN, 1988)

 

Evidentemente cualquier objeto cotidiano es un compendio de los tres conceptos -estética, utilidad, costes- el grado de equilibrio entre ellos es básico. El problema llega cuando uno de los tres predomina por encima de los demás, el diseñador debe saber dar a cada parte el valor que le corresponde.