Artículos
14 de febrero de 2017
Pienso, luego narro. Narro, luego vivo.

El presente artículo ofrece una visión sobre la narrativa de ficción como motor de experiencias de engagement para el espectador, a partir de la construcción de estructuras complejas que permiten un acercamiento más profundo, interactivo y bidireccional: no solamente del diseñador/guionista/escritor, al usuario/espectador/lector, sino también en sentido opuesto. La narrativa no solo es un instrumento para transmitir historias e imaginar mundos posibles. También se presenta como un motor para el desarrollo cognitivo, la asimilación de habilidades comunicativas, la capacidad expresiva y la imaginación, todos ellos elementos importantes en nuestra construcción como personas. Haciendo un recorrido superficial sobre nuestra condición de seres “narradores”, la evolución de la narrativa hacia estructuras complejas, y la influencia del diseño sobre la experiencia y el entretenimiento en el consumo de ficción, el texto pretende mapear a modo de introducción estas cuestiones.

 

 

Artículo escrito por Fran Pinel, profesor y miembro de la Unidad Departamental de Comunicación, Multimedia e Interactividad de ESDi