Artículos
26 Junio 2012
Ganar el futuro es apoyar a la investigación

El pasado jueves mientras muchas personas estábamos pendientes de las explicaciones de los evaluadores independientes de Oliver Wyman y de Roland Berger, relativas a las necesidades adicionales de capital de la banca española, que podrían llegar a los 62 mil millones de euros, la Fundación del BBVA entregaba los Premios Fronteras del Conocimiento que creó en 2008. Unos premios que tienen por finalidad reconocer a aquellas personas que dedican su talento y esfuerzo a hacer progresar el conocimiento y la innovación, sin duda la única fuente inagotable del desarrollo. Pensar en los premios Fronteras del Conocimiento, ya la vez querer huir de las reiteradas malas noticias sobre el sistema financiero sin que los gestores negligentes sean investigados, me ha llevado a recordar las becas que anualmente otorga, desde 2006, la Fundación Olga Torres con una dotación de 60.000 euros y que van dirigidas a apoyar la investigación oncológica en España. Unas becas que están dando ya resultados esperanzadores, evidenciando, año tras año, como impulsando la investigación se progresa en la lucha contra el cáncer, ya la vez se obtienen resultados que permiten, a los propios equipos de investigación, valorizar sus resultados y convertir el conocimiento en valor económico y progreso social. Una fundación privada impulsada con criterios de eficiencia, eficacia y de aportación generosa al progreso, apoyados por un consejo científico configurado por prestigiosos científicos de todo. Seguro que es este modelo de organización y trabajo lo que explica que, en los últimos 5 años, la Fundación Olga Torres haya dedicado casi 1 millón de euros al desarrollo científico, con notorios ejemplos de éxito. Dos nuevos ejemplos, que evidencian el acierto del apoyo de la Fundación Olga Torres en la investigación de alto nivel, los conocimos hace menos de un mes. El primero fue a través de la revista "Nature Medicine", que mediante un riguroso artículo explicaba que el Instituto de Oncología de Vall d’Hebron había logrado burlar algunas resistencias al tratamiento del cáncer de colon . Un segundo ejemplo, relativo a valorizar los resultados de la investigación impulsada por la Fundación Olga Torres, es la patente "microRNAs as biomarkers for the identification of familial and non-familial colorrectal cáncer", surgida del trabajo colaborativo entre el Hospital Clínico de Barcelona, ​​y el Ciberehd y Baylor Research Institute. Seguro que todos los que reconocemos la importancia de la investigación y la innovación; todos aquellos que sabemos que sólo potenciando la elegida ciencia, tecnología y diseño, todo reto es abordable, y que todo desafío es asumible, y también todos los que creemos que el futuro debe ser inclusivo ya la vez diferente al que la falta de decisión de ciertas personas nos puede llevar, somos personas que reconocemos, por igual, las iniciativas lejanas a nuestra casa, y aquellas que surgen del esfuerzo, el compromiso o el trabajo conjunto de la gente que da vida a las calles y plazas de nuestra casa. Es desde esta convicción de que hay que felicitar a los que han sido reconocidos por los premios Fronteras del Conocimiento, ya la vez reconocer la excelencia - excelente labor en favor de la investigación que efectúa la Fundación Olga Torres, un reconocimiento que está lleno de gratitud por su compromiso con el futuro y el talento, y para recordarnos, día a día, que la mejor arma para ganar el futuro es apoyar aquellos que con su esfuerzo hacen progresar el conocimiento.