Artículos
02 Noviembre 2010
El humor como un recurso intangible en el diseño para el desarrollo local

[...] "ASSIST 2010, la Escuela de Verano de las Artes y las Ciencias para la sostenibilidad en la transformación social", que se llevó a cabo en Gabrovo, Bulgaria, del 21 al 27 de agosto de 2010.

hum ...! humor humano de humilde humus

Algunos autores [1] sugieren que la expresión "humor", "humano" y "humild" comparten la misma raíz indoeuropea, ghom-("humus"), relacionado con el líquido y la tierra. En la fisiología antigua y medieval, el humor fue considerado como "cualquiera de los cuatro fluidos del cuerpo" (sangre, flema, cólera y melancolía o bilis negro) cuya proporción relativa fue ideada para determinar el estado de ánimo (humor). En conclusión, el buen humor estaba ligado a una buena salud. Por lo tanto, la etimología nos da las claves principales para nuestra primera aproximación conceptual en este taller. En otras palabras, el reto consiste en (re-) conectar el humor (la salud, la risa, el bienestar equilibrado) con lo humano (sociedad, cultura, valores), lo humilde (de abajo hacia arriba, la modestia [2]) y humus (territorio, el proceso, el ciclo de vida) como un principio proyectual en Diseño para el Desarrollo Local.

Diseñar de vórtice a vértice, de "la cosa" a "La Cosa"

En línea con las perspectivas transdisciplinares emergentes que abarcan complejos flujos de recursos (materiales, energía, información, conocimiento, gente...), el Diseño está evolucionando desde un enfoque tradicional (vértice) hacia un catalizador de la innovación sistémica (vortex). Se puede considerar como un tipo de meta-disciplina útil para contribuir en los procesos de búsqueda de paradigmas emergentes para el bienestar, tales como la sostenibilidad. Por ello los procesos de diseño para el desarrollo local pueden ser definidos como una actividad estratégica referida a diferentes niveles disciplinarios (servicios, comunicaciones y productos) para promover procesos de innovación sistémicos (medioambiental, social, económico, tecnológico) de los recursos territoriales. De alguna manera, lo que se pretende es una recuperación consciente, etimológica para el sentido original de la cosa (the Thing); "The Things" eran las asambleas de gobierno en las antiguas sociedades germánicas formada por los pueblos libres de la comunidad reunidas en un lugar llamado "thingstead" (podría ser perfectamente esta Escuela de Verano). En Inglés, este término era reconocido en torno al año 685 como "asamblea", y su sentido como posesiones personales como "objetos", "artículos", aparecieron por primera vez en 1300 [3]. Así, el punto de partida para nosotros, constituido como una "comunidad de aprendizaje" es el co-diseño de ideas, propuestas y escenarios futuros deseables en un entorno colaborativo. El Diseño entendido como un conjunto socio-material, como un camino, tanto físico como mental.

Hipótesis de trabajo: el humor como un recurso local inmaterial

El humor es un patrimonio cultural inmaterial. Se puede intercambiar de forma gratuita, sin consumir recursos materiales, ni generar residuos, y actúa como un catalizador de bienestar. Los ciudadanos de Gabrovo se caracterizan por su sentido del humor único. Son considerados buenos ahorradores y negociantes, debido a la crisis histórica, que les ha obligado a aprender cómo conseguir algo de la nada con humor, una lección provechosa para hacer frente a los paradigmas emergentes. Hoy en día, la ciudad que es reconocida como capital internacional del humor y la sátira, reforzada por instituciones culturales como la "House of Humor and Satire" (www.humorhouse.bg) para quien "el mundo dura porque ríe". En este sentido, nuestra hipótesis de trabajo a lo largo del taller será el humor, considerando como un recurso local para el desarrollo local en múltiples dimensiones, pero más específicamente en estas dos:
  • Social, intangible: Ezio Manzini sostiene que hoy, bajo el paradigma emergente de la sostenibilidad, es necesario generar nuevos significados de "estar-bien". Según sus palabras es posible lograr nuevos estándares del llamado "bienestar", a través de "menos consumo de recursos", y "más sociabilidad": + Bienestar = - Recursos + sociabilidad. Adaptando esta ecuación a fines prácticos, el humor es un valor positivo, es uno de los más claros ejemplos de cómo lograr el bienestar consumiendo menos recursos y sociabilidad. A lo largo del Campus se explorarán mecanismos mentales, emocionales y mecanismos sociales para el humor, profundizando en su potencial para cambiar el comportamiento y las preocupaciones, que se traducirá en dinámicas, performances y otras actividades en vivo.
    • Material, tangible: (El diseño como el proceso para obtener un artefacto): Derivado de lo social, los retos a los que trataremos de dar una respuesta son: ¿Cómo diseñar souvenirs? (como una forma de sintetizar los valores territoriales), basados en el humor y bajo parámetros de sostenibilidad (social, ambiental, económica e institucional). Por ejemplo: Podemos diseñar un recuerdo que abarque los criterios ambientales (ecodiseño en el sentido de tener en cuenta todo el ciclo de vida: con materias primas locales y seguras, una producción limpia, distribución eficiente, un buen uso, escenarios adecuados para el fin de la vida, el cumplimiento de las normas ISO 14.066...), los criterios sociales (trabajando con empresas de economía social, la integración de personas con discapacidad, sin discriminación, diseño para todos, evitando la frivolidad, la transmisión de valores y evitando la frivolidad), los criterios económicos (concebidos y/o producidos localmente, con proveedores regionales, generando puestos de trabajo cualificados, evitando los monopolios, distribuyendo sectores de ocupación...), criterios institucionales (promoviendo compras sostenibles entre las instituciones públicas como responsables del 20% del PNB europeo, la promoción de planes estratégicos en este campo...)

    Objetivos previstos y resultados:

    Objetivos docentes:
    1. Introducir la teoría y práctica del "Diseño para el Desarrollo Local" en el desarrollo de habilidades para buscar el potencial oculto de los recursos endógenos.
    2. Diseño ecológico: Para medir y evaluar los impactos ambientales, sociales y económicos sobre los productos, servicios y sus procesos.
    3. Desarrollar comunitarias básicas, de mapeo y visualización.
    4. Acostumbrarse a un enfoque dinámico de "comunidad de aprendizaje".
    5. Para reír. La risa y el humor entendidos como una herramienta, un medio y un objetivo en sí mismo.
    Resultados esperados:
    1. Apoyo conceptual y práctico para avanzar hacia un plan estratégico de dinamización local a través del humor.
    2. Generación de mapas de flujos comunitarios que exploran recursos locales, enfoques de producto-sistema, y análisis del ciclo vital (LCE). Pueden ser dibujados y coloreados en documentos o, dependiendo de las condiciones del lugar, orígenes de personas, etc., convertido en una coreografía representada en un espacio u otro.
    3. Algunos prototipos rápidos, ejemplos objetuales y performáticos generados durante el proceso.
    4. Registro fotográfico y videográfico del proceso, utilizando técnicas como entrevistas, la observación en profundidad de los participantes, etc
    5. Un blog del taller en el que todos los documentos consultados estén disponibles para ser descargados con anterioridad a la Escuela de Verano y donde el trabajo generado pueda ser publicado.
    Carlos Jiménez Martínez Director del Departamento de Producteo e Interiorismo Escuela Superior de Diseño, ESDi