Artículos
20 de julio de 2016
Complejidad y perspectiva histórica

 

 

El método científico tradicional basado en el análisis estructural y en una consideración secuencial de causa-efecto resulta hoy día un sistema poco efectivo para la comprensión de unos fenómenos que tienden claramente a una fusión entre lo social o sociológico y las aplicaciones de alta tecnología en la vida cotidiana. La interacción compleja entre estos dos ámbitos cuyas evoluciones hasta épocas recientes habían sido tratadas más o menos en paralelo tiende hoy a proyectarse a través de unos códigos sutiles y tácitamente consensuados, que si bien no siempre son fáciles de interpretar si lo son de ser entendidos, lo que no significa comprendidos. Es por ello que, desde la perspectiva de los procesos cognitivos se hace patente la necesidad de considerar diversos aspectos hasta ahora no contemplados. Es aquí donde emerge lo que desde hace unas décadas viene denominándose ciencia de la complejidad, un espacio compartido básicamente por consideraciones sociológicas, cuestiones de psicología cognitiva, también de inteligencia artificial -designación no del todo afortunada- y por supuesto sus proyecciones en el ámbito de la comunicación y de las estructuras de lenguaje.

 

 

 

 

 

Artículo escrito por el Dr. Enric Puig, miembro del Departamento de Teoria y Desarrollo del Diseño de ESDi.