Artículos
02 Enero 2012
"Reconocer las singularidades, aplicar la equidad"

Tras una larga campaña y los rituales previstos en el ordenamiento jurídico tenemos nuevo gobierno en el Estado. Un gobierno que tiene por delante una compleja tarea encaminada a evitar que se materialice una nueva recesión en 2012; en concluir, sin error y de forma acelerada la reestructuración del sistema financiero, forzando que el crédito llegue al sistema productivo y a las familias; poner las bases para incentivar la creación de puestos de trabajo y disminuir el desempleo, y colaborar a superar la crisis de la deuda soberana que sufre la eurozona. Una tarea que hay que encuadrar en la obligación de recuperar el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento firmado en 1997 por los Estados miembros de la Unión Europea, que obliga a que la deuda pública se mantenga por debajo del 60% del PIB, y el déficit por encima del -3% del PIB, cifras que España cumplía en 2008, al inicio de la crisis, y no lo hacían países líderes de la Unión y que ahora se han convertido en los garantes del mismo. Un pacto que hay que acelerar su cumplimiento, a pesar de los sacrificios que conlleva en las actuales circunstancias, ya que hasta que las cifras no se acerquen a las establecidas, no se darán los pasos definitivos para un relanzamiento de la Unión, ni el BCE actuará, con contundencia, para ayudar al requerido crecimiento de la economía productiva, y a la reactivación del consumo. Contenido completo del artículo