Articles
16th January, 2014
There is no future excluding youth

Las últimas semanas los mensajes de optimistas sobre la situación económica se han incrementado, gracias a la significativa mejora de los indicadores macroeconómicos en general y a la vez la tendencia a la baja de la prima de riesgo, lo cual comporta, por un lado, una clara disminución de los intereses a pagar; y por otra evidencia, un cambio en cuanto a la confianza de los inversores hacia el Estado. Hechos que hacen que después de 6 años de retroceso parezca que, por primera vez, hay razones por un moderado optimismo. Un optimismo que no puede esconder que el crecimiento rondará sólo el 1%, la creación de ocupación será baja o muy baja, y el diferencial entre salarios y coste de vida seguirá creciendo si consideramos la práctica congelación, o disminución de salarios, y las subidas de servicios básicos, como el transporte o la energía.